CASOS DE ÉXITOS

¿Qué cambios fuimos viendo semana a semana con nuestros clientes?

Al inicio de la cuarentena nuestros clientes tenían dudas de si abrir o no sus empresas ¿para qué abrir? ¿podré vender? ¿es posible producir?, entre otras preguntas que se hacían.
Pasado este periodo, en las semanas subsiguientes empezamos a trabajar con los gerentes y mandos medios definiendo la forma de transmitir de la mejor manera posible qué decisiones se iban a tomar, siempre asumiendo que eran pasos que se tomaban en ese momento y que podían producirse cambios de acuerdo al contexto.
Fijamos objetivos y tipos diferenciales de comunicación para los colaboradores, clientes y proveedores.
Definimos y activamos protocolos de seguridad sanitaria.
Priorizamos e incentivamos la venta online; en aquellas empresas que venían haciéndolo aún en forma incipiente pudieron tomar ventaja de ello, y tuvieron picos de ventas, incluso mayores a los alcanzados en momentos previos a la pandemia.
Aquellas empresas que no estaban enfocadas en el ecommerce fueron de a poco aggiornandose, y hoy están mejor posicionadas en sus rubros.
Las primeras, que habían sido pioneras en el marketing electrónico ya hoy están pensando en reorientarse a otros objetivos: el que vendía a mayoristas está buscando dirigirse a minoristas, y viceversa, y el que no importaba productos hoy está buscando hacerlo, han encontrado segmentos de productos que la explosión de este tipo de venta hoy les permite hacerlo.Y nosotros alentamos que sigan diferenciándose y anticipando la jugada antes que los competidores los alcancen.

Plan B

Mantén tus ojos enfocados en el problema, no en la distracción

Así como el niño se mueve anticipándose al supuesto golpe que podría recibir del maestro, nosotros solemos distraernos y dejar de ver el problema al cual nos enfrentamos. El pensar en hechos o situaciones del pasado que se dieron de una manera y la posibilidad de que puedan repetirse en el futuro nos desequilibra. Nos olvidamos de cuál es el verdadero problema del presente, aunque lo tengamos frente a nuestros ojos. Nos lleva incluso a dudar si hay o no un problema del cual tengamos que ocuparnos. El maestro de artes marciales le dice al alumno que el problema es él y que es en él en quien debe enfocarse, que no se distraiga. Por lo tanto, cuando podemos enfocarnos verdaderamente en el problema, sin distracciones, es que podremos trabajar en resolverlo. Un cliente me decía hace unos dias que ahora está pudiendo trabajar muy enfocado y tranquilo en su empresa a pesar del contexto. Antes de la pandemia tenía muchos miedos, veía amenazas en todo lados, pero esa era su interpretación de la realidad y la pasaba mal. Una llegada tarde de un empleado o un proveedor que no cumpliera lo afectaba demasiado.

Hoy, al enfrentar un horizonte tan complejo, lo hizo cambiar su perspectiva y puede ver objetivamente cuál es el problema principal a resolver sin distraerse y lidera disfrutando el hacer su trabajo. Todo su equipo lo está acompañando y nosotros estamos trabajando para que ésta sea su nueva forma de trabajo.

Plan B

SOBRE PLAN B

Somos una consultora para pymes conformada por un equipo interdisciplinario de profesionales. Nuestra misión es asistir a personas, equipos y organizaciones para ayudarlos y acompañarlos en el desarrollo de nuevas maneras de hacer, pensar y relacionarse. Para conocer más sobre Plan B hacé clic aquí.

CONTACTO